Beneficios del coaching de los que nadie te habla

Cuando hace ya muchos años Bessy se cruzó en mi vida, yo no tenía ni idea de los beneficios del coaching. Tenía un problema y necesitaba una solución, eso era todo. Pero su magia llegó, y le dio una vuelta más a mi concepción del mundo.

A día de hoy me parece que hay tanto ruido y tanto boom con esto del coaching, que parece que el significado queda algo diluido entre palabras y títulos modernos. ¿No te pasa, que parece que todo el mundo se haya hecho coach de repente? A mí no, pero a veces evito decir que soy «coach» cuando conozco a alguien porque estoy harta de escuchar comentarios por el estilo. Nadie tiene claro qué es el coaching, pero ahora de repente todo el mundo tiene una opinión al respecto.

 

¿Qué es el coaching?

Liana y yo ya hablamos de estoy hace unos meses en el podcast «Yoga Vibes Radio» del que siempre aprovecho para dejarte algún enlace por si no te apetece leer, y prefieres coger los cascos y escucharnos un ratito hablar sobre el tema mientras haces otras cosas.

 

Y es que si no tenemos claro de qué es el coaching, ¿cómo entender bien cuáles son sus beneficios? ICF o International Coach Federation define a la disciplina del coaching así:

 

«Coaching es el arte de hacer preguntas para ayudar a otras personas, a través del aprendizaje, en la exploración y el descubrimiento de nuevas creencias que tienen como resultado el logro de sus objetivos». 

 

Y es que el coaching en cierto modo es un arte. No lo digo para echarme flores sino porque como todo arte necesita dedicación y práctica para desarrollarse. Y esta herramienta tan útil como es la mayéutica que dice wikipedia que viene del  griego μαιευτικóς, maieutikós, «perito en partos»; μαιευτικη´, maieutiké, «técnica de asistir en los partos» y es el método aplicado por Sócrates (cuya madre era matrona, así como dato curioso) a través del cual el maestro hace que el alumno, por medio de preguntas, descubra conocimientos y desencadena la iluminación, en la que la verdad parte desde el mismo individuo.

 

La escritura terapéutica aporta calma

 

Si a día de hoy contratas un coach, además de que los hay de muchos tipos como nutricionales, deportivos, ejecutivos, etc, la idea es que el coach no es un maestro y tú un aprendiz, sino que partiendo desde una posición de iguales, su función es la de hacerte preguntas para que tú explores y pongas luz en zonas inexploradas de tu interior y así encontrar los recursos necesarios para conseguir lo que quieres.

 

¿Pero qué es lo que quieres?

¿Lo tienes claro? Te sorprendería saber la cantidad de personas con las que he tenido una sesión que tenían clarísimo lo que no querían pero que no tenían ni idea de qué sí. Qué irónico, ¿no crees? Vale que en ocasiones nos facilita saber qué no para conectar con aquello que sí deseamos, pero cuando estamos tan centrados en lo que no, es justo eso lo que atraemos.

Tu mente es maravillosa, y tú también. ¿Cuándo vas a comenzar a creértelo? Pero creerlo de verdad, no con la boquita pequeña o mirando al suelo, sino con la cabeza bien alta y la mirada orgullosa. ¿No crees que ya es hora de que te regales vivir todo lo que tu alma ansía? Yo sí, y por eso te voy a contar los beneficios del coaching, por si un día de estos te ves con necesidad de un empujón, sepas de qué trata y cómo te puede ayudar.

 

10 beneficios del coaching

 

Visualiza y conecta con tus metas

El coaching te ayuda a conectar con tus metas y definirlas

 

Debemos de conectar con nuestros sueños y metas para poder alcanzarlos. Tal y como hablábamos en los artículos sobre el tablero motivacional o el poder de la intención, conectar con esas metas y esa ilusión es la fuerza motriz que posibilitará toda acción que te propongas. Un coach te va a ayudar a crear claridad sobre prioridades, estableciendo metas realistas y planes de acción para poder alcanzarlas.

 

El coaching empodera

El coaching empower

 

Un beneficio común a toda persona que pasa por un proceso de coaching es ese empoderamiento final. Cuando llevas a cabo tus planes de acción, consigues tus metas y te das cuenta de que eres tú quien lo ha hecho posible, te aseguro que caminas más erguida y haciendo sonar tus pasos. Al fin y al cabo, eres la dueña de tu destino, y por tanto, también la creadora de las posibilidades con las que sueñas. Qué maravilla, ¿no?

 

Mejora la escucha interna

La mejora de la escucha interna es uno de los beneficios del coaching

 

Las palabras tienen un poder brutal, no me cansaré de repetirlo. Tu coach te hará de espejo ayudándote a escuchar esas palabras que tu inconsciente cuela en tu discurso sin que te des cuenta. ¡Cuánta información esconden todas las cosas que decimos! (o no decimos). Si supieras que tus palabras crean tu realidad, ¿utilizarías las mismas que empleas a día de hoy?

 

Flexibilidad mental

Flexibilidad mental es un beneficio del coaching

 

En ocasiones nos estancamos. No vemos salidas, ni opciones, ni na´ de na´. Tu coach va a retar esa rigidez mental para que aprendas a ver las cosas desde otros puntos de vista y ampliar así tu mapa de opciones. A lo largo del proceso de coaching, la persona coacheada, comunmente llamada coachee, transitará una serie de cambios, de modo que la capacidad de adaptación o flexibilidad mental se verán también trabajadas.

 

Fomenta la creatividad

Cultiva tu creatividad

 

Cuanto mayor flexibilidad mental, mayor espacio para la creatividad. Y es que el proceso de coaching es eso, un proceso de transformación que posibilita el cambio que buscas. El coach incitará al coachee a explorar siempre nuevas alternativas, caminos, ideas, creencias y posibilidades, fomentando a su vez la creatividad de la persona.

 

Mayor motivación

Mayor motivación

 

Cuantas más opciones veas, y más conectes con todas tus cualidades y recursos, más motivación tendrás. Poco a poco el coachee alcanza a entender las verdaderas prioridades en su vida. No hay nada más motivador que luchar por lo que uno realmente quiere.

 

Aumenta productividad

Aumenta tu productividad con coaching

 

A más motivación, mayor productividad. Calibrar la brújula y el timón hacia lo que realmente deseas, y hacerlo de manera consciente, marca en gran medida la diferencia. Además, con el coaching se puede trabajar la gestión del tiempo, ayudándote a entender tus bloqueos y mejorar así el uso que haces de las 24 horas del día y los 365 días del año. Una buena planificación y aprovechamiento del tiempo nos puede ayudar a mejorar la productividad y reducir el estrés creado por la sensación de no cumplir los objetivos.

 

Disminuye estrés y ansiedad

Respírate con consciencia antes de comer

 

Cuando comenzamos a asumir la responsabilidad de nuestra situación y poner de nuestra parte para cambiar lo que no nos gusta y potenciar lo que sí, notamos un aumento significativo del bienestar global de nuestra persona. Qué bien sienta lograr objetivos, paladear sueños, dejar ir aquello que nos daña y fomentar en nosotras y nuestra vida todo aquello que nos suma. La buena energía llama a buena energía. Eliminar el ruido fruto de la indecisión, el desconocimiento y la frustración con autoconocimiento  Cuanto más potencies lo bueno que hay en ti y que puedes lograr, más perderás de vista esa sensación de agobio, estrés o ansiedad.

 

Mejora la comunicación y la empatía

Mejora tu comunicación y empatía

 

Ganar consciencia de tu propio mundo interior ayuda a empatizar, respetar y comprender los del resto. Además, durante los procesos de coaching desarrollas tu vocabulario emocional, lo que facilita tu comunicación. Es muy habitual trabajar en sesiones la relación con otra persona: mi pareja, mi jefe, mi hermana, mi compañero de piso… Por lo tanto, un beneficio muy presente del coaching es que mejoras la manera de relacionarte con tu entorno.

 

El décimo beneficio

Escribir un diario

 

Te podría poner que otro beneficio del coaching es el autoconocimiento, el impulso vital que te llena de ganas de vivir, el cambio de perspectiva y el aumento de la misma, que ganas en bienestar y en alineación contigo y mil cosas más, pero creo que cada uno de nosotros se beneficiará de llevar a cabo un proceso de coaching de una manera diferente.

 

Por eso, te invito a reservar 30 minutos de sesión gratuita conmigo si sientes que hay algún aspecto de tu vida actual que quieras mejorar. ¿Te animas?

¡Mándame un mensaje o deja un comentario en este artículo!

 

Dice Leonardo Work en su libro Coaching, el arte de soplar brasas que «Coaching es un proceso dinámico e interactivo que consiste en asistir a otros en el logro de sus metas, colaborando en el desarrollo de su propio potencial. El coach colabora para que se acorten brechas con respecto a objetivos (…) capacitando a otros, a través de múltiples herramientas, para que se conviertan en mejores observadores de sí mismos y de su mundo de relaciones: (…) asumir responsabilidad y poder, transformar el observador y diseñar e implementar nuevas acciones son los fines de un coaching exitoso». Con una definición así, ¿no te entran a ti también ganas de experimentar que es esto del coaching en propia piel?

 

Espero haberte inspirado a abrirte un poquito más a esta maravillosa disciplina que nos brinda tantas oportunidades de crecimiento propio, tanto vital como personal. Si has vivido un proceso de coaching y quieres compartir cuáles fueron sus beneficios más importantes para ti me encantará leerte. 🙂

Un abrazo fuerte

Deja un comentario. ¡Me encantará leerte!