Respirar es una necesidad vital, que hacemos además de forma inconsciente. No necesitas darle orden a tus pulmones para que «respiren», aunque sí puedes poder conciencia en el acto en sí. Sin embargo, desde nuestra primera respiración hasta la última,